lunes, 23 de junio de 2014

Papás

Visita de Mamá y Papá II
o
Cómo mis padres estuvieron en cuatro países en cuatro días.

El finde después de la visita de Ricis, y aprovechando un par de días de vacaciones, mis padres subieron a Alemania a hacerme una merecida visita.
Teníamos muchos planes y un coche alquilado, así que, tras un examen, nos pusimos en marcha al primero de cuatro destinos:

- ESTRASBURGO (Francia)


Había estado allí tan sólo una semana antes, pero quedé tan impactada que tuve que llevar a mis padres a la nueva ciudad del amor que había descubierto. 




Paseamos por los sitios ya conocidos y un par más nuevos, comimos la torta flambeada y exploramos los rincones de una ciudad tan llena de magia a orillas de sus canales, con una cámara buena en la mano y una gran sonrisa en nuestras caras.



- KARLSRUHE (Alemania)


De camino a Heidelberg, y aprovechando el coche, paramos por Karlsruhe. O "karlsruje", como mi padre lo llama, desde el desastre del 7 a 0 a su querido Valencia. 
Tuvimos la malísima suerte de que, a parte de haber una lluvia torrencial, todo, absolutamente todo, estuviera en obras. Lonas, andamios, escaleras por todos lados.


Así que nos escondimos en un Museo de Ciencias Naturales, nos refugiamos en un bar y nos tomamos un café calentito, hasta que amainó y pudimos ir a casa.



- BASILEA (Suiza)

Sabiendo que mis padres iban a Alemania, unos amigos suyos de toda la vida los animaron a ir a Basilea (y a mí con ellos), porque su hija, Sol Bilbao Lucuix, bailarina profesional, estrenaba un espectáculo allí.
Así que aprovechamos y cogimos el coche directos a Suiza.


Mientras Sol daba los últimos preparativos a su obra, sus padres nos dieron una visita por una ciudad preciosa, donde las iglesias son también discotecas.



El río Rín acogía a esta ciudad, donde uno de los edificios más importantes e interesantes es el ayuntamiento. Cada cierto tiempo, el patio interior acoge una obra diferente que conmemora a un acto cultural importante.
Cuando estuvimos nosotros, estas eran las estatuas que estaban, para conmemorar los 500 años del Ayuntamiento. Se llama "Enemigos Unidos" ("Vereinigte Feinde").


Cuando llegó la noche, fuimos al teatro a ver el espectáculo de Sol, llamado Involución (más info aquí). Disfrutamos como enanos, y después también de una maravillosa cena.




- FRIBURGO (Alemania) 

La última parada, a la vuelta de Basilea, fue Friburgo. Bastante improvisado y con un mapa de la oficina de turismo, dimos un par de vueltas por la ciudad en el poco tiempo que teníamos.



... para acabar en el Schwarzwald (Bosque Negro). Paseamos por la primera línea de árboles y nos adentramos sólo un poco, pero el paseo mereció la pena.





¡¡Gracias por la visita!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ork a tu vida.